Estilolibre.png

NUESTRA ESPAÑA VACÍA

Torralbilla

Torralbilla

EL PUEBLO

 

Municipio ubicado en las estribaciones de la sierra Modorra. La iglesia parroquial dedicada a San Lorenzo es uno de sus edificios más significativos. De estilo barroco de los s. XVI-XVII, cuenta con una torre de planta octogonal y bellas yeserías de tradición mudéjar.

Además cuenta con una buena colección de retablos, entre los que destaca por su calidad artística y antigüedad, el retablo de San Blas gótico (siglo XV), atribuido a Juan de Bonilla, Santa Ana de tipo renacentista; San Lorenzo de tipo barroco, etc.

Junto a la iglesia se conserva el antiguo lavadero y también se mantienen en buen estado los peirones de San Ramón Nonato, o “del Pilar”, en el camino de Codos y el de San Roque, a la salida del pueblo hacia Langa del Castillo.

Torralbilla fue hace tiempo el núcleo industrial de la comarca, por aquel entonces la fabricación de cal y tejas fue la base de su economía hasta mitad siglo XX. Hoy, la localidad conserva edificios de su floreciente pasado.

 

En el término municipal encontramos parajes de gran belleza en los montes La Dehesa y Valdeyermo, y también en el pinar conocido como Las Hoyas, habitual destino de las excursiones de vecinos y visitantes.

QUÉ HACER, QUÉ VER

Iglesia San Lorenzo 

Se trata de un edificio de estilo barroco del siglo XVII, con cabecera, esquinazos, puerta y contrafuerte de piedra sillar, el resto es de mampostería. En el  interior hay un pequeño atrio de entrada con bellas yeserías. El edificio es de  una sola nave con capillas alojadas entre los contrafuertes. Se cubre con bóvedas de lunetos con yeserías y decoración floral, con arcos  adornados por lacería, que cargan sobre pilastras toscanas. Las capillas laterales se cubren con cúpula o con aristas. Tiene interés el coro, con bella balustrada de madera.  En su interior alberga un importante retablo gótico en honor a San Blas atribuido a Juan de Bonilla, un retablo de etilo renacentista en honor a Santa Ana y un retablo de estilo barroco en honor a San Lorenzo. Cuenta con una torre de planta octogonal,  y tiene varias campanas, con sus correspondientes nombres: El Manolico, La Isabel, la pequeña , La María, la grande.