Estilolibre.png

NUESTRA ESPAÑA VACÍA

Luesma

Luesma

EL PUEBLO

Municipio situado cerca de la sierra de Herrera, a orillas del río de su nombre, aunque el casco urbano se asienta en una llanura.

Destacaremos la iglesia parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Junquera, resaltando su peculiaridad, que reside en que está levantada sobre un espolón rocoso. El templo original se derrumbó parcialmente, por lo que sólo se conserva parte la torre mudéjar de los siglos XVI y XVIII y parte de los muros de la cabecera.
En su interior se conservan las pechinas decoradas al fresco con unas pinturas, atribuidas al pintor aragonés Francisco de Goya por algunos autores, en ellas se representa a los Santos Padres.
Está en proceso de restauración.

La ermita de San Cristóbal se eleva sobre una loma, cerca del pueblo. Fechada en el siglo XVI, tiene dos tramos cubiertos con madera a dos aguas sobre arcos rebajados y el presbiterio es de mayor altura.

 

Conserva los peirones de San pascual, Santa Bárbara (en el camino de Herrera y de los Desamparados), reconstruidos hace poco tiempo.

 

Cerca, en el monte conocido como cabezo del Pino, todavía se observan restos de las trincheras de la Guerra Civil y repartidas por el término municipal, diversas fuentes naturales, como la del carpintero, la de la rebosilla, la fuente vieja…

QUÉ HACER, QUÉ VER

Destacaremos numerosas fuentes naturales: como la del Carpintero,  la Rebosilla,  la Juanpodrida, la Fuente Vieja… otra opción un tanto curiosa seria acercarnos al Monte Cabezo del Pino, donde se conservan restos de trincheras de la Guerra Civil.

Iglesia de Nuestra señora de la Junquera

Construida en el siglo XVII.  Con modelo barroco de una sola nave con capillas entre los contrafuertes comunicadas entre sí a modo de naves laterales y se cubre con bóveda de lunetos en la nave central y arista en las laterales, estando el crucero cubierto por una gran cúpula sobre pechinas.

Destaca la torre mudéjar  de planta cuadrada y presenta estructura cristiana, a base de estancias superpuestas. Al exterior consta de tres cuerpos separados por cornisas.

El inferior, de mampostería y sillar de piedra para refuerzo en las esquinas, presenta paramentos lisos carentes de elementos de articulación y actúa a modo de zócalo; los cuerpos superiores, de ladrillo, presentan decoración a base de cruces de múltiples brazos formando rombos y frisos de esquinillas.