Estilolibre.png

NUESTRA ESPAÑA VACÍA

Mainar

Torre mudéjar de Mainar

EL PUEBLO

 

En los alrededores de esta población se han encontrado indicios de poblamientos ibéricos y romanos en partidas como El Balén o La Venta o musulmanes en El Castillejo.

Situado en plena llanura del río Huerva, junto a la carretera N-330, esta población alberga una de las torres mudéjares más interesantes de la comarca, visible desde la Autovía bien denominada Mudéjar ( A-23).

Anteriormente, el Templo datado del s. XVI, estaba advocado a Santa María aunque en la actualidad es Santa Ana su titular.
Ampliado sobre el solar de una primitiva iglesia gótica, presenta una estructura con arcos de medio punto sobre las bóvedas características propia del estilo palacial aragonés del Renacimiento.

Construida por mandato de Don Hernando de Aragón podría decirse que constituye el ejemplo mas completo de iglesia mudéjar tardía de las existentes en Aragón, conserva todos los ornamentos mudéjares que la hacen única, sin olvidar en su interior sus tallas de los s.XV y XVI o los retablos de los s. XVII y XVIII.

Destaca la mágnifica torre mudéjar, recientemente restaurada, sobre planta octogonal de mediados del s. XVI. Debió ampliarse a finales del s. XVIII para configurar el aspecto que hoy presenta.

 

Cuenta con dos peirones, la Virgen del Pilar y San Andrés, dos ermitas; San Andrés y Santo Domingo y la cabaña-nevera de Las Viñas.

“La Gayubada”

La Asociación Cultural “El Castillejo” de Mainar, lleva a cabo varias actividades a lo largo del año, una de ellas “La Gayubada” que comparten con el municipio de Torralbilla, está siendo un gran éxito, haciendo que todo el mundo que los quiera acompañar conozca de manera privilegiada nuestro entorno.

“La Gayubada” que un año se comienza desde Mainar, y al siguiente desde Torralbilla consiste en hacer una marcha senderista por los alrededores de estas poblaciones, la Asociación se encarga de organizar el evento y también el mismo día de los avituallamientos, sin olvidar que al finalizar todos los asistentes comparten una agradable comida después de la caminata, amenizada con jotas, regalos, agradecimientos etc.