Estilolibre.png

PATRIMONIO

Gótico

Retablo Virgen de los ángeles de Cubel.

Si hay un periodo artístico que haya marcado de manera más profunda y por más tiempo el patrimonio cultural de Daroca y su comarca, ese es el gótico.

 

El núcleo de este desarrollo lo encontramos en Daroca, cuya influencia como centro cultural y religioso justificó la presencia de artesanos de todas las disciplinas a lo largo de varios siglos: desde la arquitectura defensiva (Puerta Baja) a la civil (Palacio de los Luna); desde el gótico incipiente (ábside de la iglesia de Santo Domingo o el interior de la de San Miguel) al esplendor del gótico borgoñón (Capilla de los Corporales); desde la artesanía internacional (Alabastros ingleses) a la más local (orfebrería y piezas textiles, incluso en el arte mobiliario con su reconocido Órgano.

Daroca es el gran comienzo de la Ruta del Gótico por la Comarca.

Muy remarcables fueron los talleres de pintura.

De los cuatro períodos de la pintura gótica, en la Comarca contamos con tres de ellos: el gótico lineal, el gótico internacional y el hispano-flamenco cuyo representante máximo en Aragón fue Bartolomé Bermejo. En su taller darocense se pintaron obras como los retablos dedicados a Santo Domingo de Silos o a Santa Engracia, además de influir en colaboradores como Juan de Bonilla, Miguel Ximénez o Martín Bernat.
 

Maestros de quienes se conservan obras son:

  • Martín del Cano: Retablo de la Virgen de los Ángeles en Cubel, Retablo de San Miguel, el de San Pedro y el Retablo de la Virgen en Daroca, parte del Retablo de la Virgen de Retascón que compartió con el Maestro de Retascón, el Retablo de San Pedro en Langa del Castillo etc.

  • Blasco de Grañén, pintor del retablo de triple advocación (San Blas, Virgen de la Misericordia y Sto. Tomás Becket) de Anento y parte del de la Virgen de Villarroya del Campo

  •  a Juan Bonilla se le atribuyen un retablo en Villadoz y otro en Torralbilla

  • a Ximénez otro retablo en Villadoz.

  • del gran Bermejo son las tablas del Retablo de Santa Engracia que podemos ver en el Museo parroquial, de su discípulo Bernat es la Predela de Lechón, etc.


Como veis, nuestra Ruta del Gótico es una de las más completas de Aragón.  Todo ello sin contar con el patrimonio gótico comarcal hoy en día conservado en museos como el Museo Provincial de Zaragoza, el Museo del Prado o el Museo Arqueológico Nacional.