Estilolibre.png

LIENZOS DE HISTORIA

Bienvenidos a Lienzos de Historia

Un proyecto que pretende poner en valor nuestro pasado histórico  a través de escenas costumbristas medievales plasmadas en sus muros y calles.

Acompáñenos en esta visita y forme parte de nuestros murales de la judería darocense. Fíjese y a través de ellos le desvelaremos costumbres y tradiciones de nuestra aljama judía.
Desde su fundación, Daroca albergó una importante comunidad judía, asentada en el actual Barrio Nuevo

Los primeros emigrantes judíos fijan su residencia en la ciudad muy poco después de su fundación musulmana. Ya existe pues una comunidad estable, con una estructura política e institucional, cuando Ramón Berenguer IV concede el fuero en 1142, tras la conquista de la población. En dicha carta se contempla un trato igualitario de las distintas confesiones religiosas, sin que se exija a los judíos trasladar su emplazamiento, como sí sucede con los mudéjares.

 
En 1230 la ciudad alcanza su apogeo demográfico, censándose cerca de 4.000 habitantes, sin incluir las minorías musulmana y judía. Ésta última, en el último tercio del siglo XIII, se componía de 25 familias, que contribuían con casi la décima parte de los impuestos ordinarios que el rey recaudaba en las aljamas de Aragón. Entre los apellidos más comunes se encuentran los Abenhaliça, Abenrodrich, Abenjuçaf, Abensanç, Aboleix, Abulafia, Abutarda, Albó, Alguandul, Almulí, Avayut, Benavida, Benvenist, Bonet, Çahot, Calo, Carralbo, Cohen, Constantín, Durant, Farhi, Huerto, Fedanch, Mocan y Pasariel, entre otros.

Tras la disputa de Tortosa la presión se hace casi insostenible para la comunidad judía, forzada a la conversión. Según asegura la tradición, la presencia de micer Vicente Ferrer en 1414 condujo al bautismo de más de un centenar de judíos tras un sermón pronunciado en la Torreta. Adoptan el bautismo tres de cada cinco judíos y el resto optará por emigrar a aldeas próximas.
Una parte significativa de estos conversos procede de los estratos dirigentes de la aljama, los cuales se integrarán en la oligarquía concejil a lo largo de la Edad Moderna. Entre estos linajes destacan los Santángel, Reina, Rodrigo, Santa Pau, Orduño, Romanos, Espulgas, Pallarés, Durán, Diego, Naharro, Liñán, Marcilla, Cabrerizo, Soler, Monforte y Lerma.

La peculiar estructura de la Comunidad de aldeas hizo posible a unas quince familias seguir practicando sus ritos, pasando desapercibidos, a no más de cincuenta kilómetros de Daroca, lo que permitirá a los hijos de los expulsados su retorno. Tras el decreto de expulsión, proclamado en la Iglesia Colegial de Santa María el domingo, 29 de abril de 1492, la judería pasa a denominarse Barrio Nuevo, nombre que todavía conserva.

Descubramos juntos las tradiciones y costumbres que muestran nuestros  cuatro Lienzos de Historia de la Juderia.

Pincha en cada foto para ver la información del mural.

IMG_20211014_150954.jpg
_MG_0634.JPG
ZAPATERO.jpg
BODA JUDIA.jpg