Estilolibre.png

NUESTRA ESPAÑA VACÍA

Anento

anento.jpg

EL PUEBLO

La  antigua presencia humana en la zona queda corroborada por la existencia de varias hileras de un torreón celtibero ( 300 a.C) o de San Cristóbal.La iglesia de San Blas es una construcción románica del siglo XIII con entrada gótica, del siglo XIV y torre de piedra del siglo XV.

En el interior se puede observar su retablo gótico, el retablo mayor realizado por el Maestro Blasco de Grañén. El coro está cubierto de yesería mudéjar, como también es de tradición mudéjar el púlpito, uno de los pocos de este estilo que se conservan, de finales del siglo XV.

 

Existe una ermita de estilo románico llamada Santa Barbara.

En el aspecto natural posee un paraje de especial belleza conocido como el Aguallueve, manantial producido por la filtración de las aguas a través de las rocas.

Su rica repostería tradicional se amasa en el Horno antiguo sólo con ocasión de diversas festividades y eventos como Santa Águeda y San Blas.

QUÉ HACER, QUÉ VER

Iglesia parroquial de San Blas

Construcción románica del siglo XIII. El edificio es de mampostería, con piedra sillar. Consta de una sola nave rectangular de nueve tramos separados por arcos y bóveda de cañón apuntado. La torre consta de un piso macizo y dos realizados en mampostería y sillar. En el siglo XIV se le añadió el pórtico del lado sur, en el que aparece la primitiva puerta de entrada a la nave, es un arco de medio punto con dos arquivoltas decoradas con dientes de sierra y con rosetas. El pórtico se cubre, en sus cuatro tramos, con bóveda de crucería y con los palos de Aragón en las claves.

El magnífico púlpito mudéjar corresponde al siglo XVI, con labores caladas en yeso, combinando estrellas y cruces, al igual que el coro, cuya viga principal está tallada con trabajo de espiga y las bovedillas con relieves en yeso de tallos y uvas. En el siglo XIV se colocó un gran retablo pintado, obra del maestro Blasco de Grañén, dedicado a San Blas, Santo Tomas de Becket y la Virgen de la Misericordia. Es uno de los retablos góticos de mayores dimensiones e importancia de todo Aragón, consta de 9 calles de tres alturas y en la parte inferior un banco común de once casas, cinco a cada lado del central que está destinado al sagrario.  También encontramos otros dos retablos del siglo XVI. El de San Juan Bautista, y el de San Roque.

Torreón celtíbero

O conocido en la localidad con el nombre de torreón de San Cristóbal, en lo alto del valle del Aguallueve, a la margen izquierda de este, se conservan varias hiladas de un potente torreón construido con bloques megalíticos probablemente 200 a.C.